Sencillo y especial

Sencillo y especial

Dicen que la experiencia es un grado. Si en algo puedo decir humildemente que tengo experiencia es en bodas: en decorarlas por supuesto, pero sobretodo en escuchar a las parejas que se interesan por lo que nosotros tenemos que ofrecer. De los novi@s que vemos, seriamos muy afortunados si un 5% de esas bodas se materializaran… pero no es así! Así que digamos que en lo que más experiencia tengo es en escuchar deseos!

Photography Martha Stewart

Veo cientos, miles y no sé si hasta millones de imágenes de bodas todos los años. Me las enseñan o me las encuentro, porque si debo hacer honor a la verdad, cada día intento poner un poco más de distancia sobre este tema, porque hace unos años creí enloquecer. Cuando te dedicas a esto, pasados los primeros años de euforia, debes intentar poner aire de por medio para no perder el norte. (***Desde aquí mi pequeño homenaje a María e Isa, mi equipo para estas lides, en las que he descargado el enorme peso que suponía esto para mí y que hacen un trabajo increíble!***)

He visto a muchas parejas (sobretodo novias! –lo siento, pero ganan 9 a 1) perder el norte. Pero muchas muchas muchas. Y lo peor de todo es que en alguna de ellas me he visto reflejada… por perfeccionista, por controladora, por creativa, por amor a lo diferente único y especial, por las ganas de agradar a la gente que quieres, etc. Pero la edad es un grado… y todo se relativiza. En más de una ocasión, a la quinta visita de una novia para hablar de su ramo… (again!) –solo de su ramo! es decir: margen posible volatilizado!- y con lagrimas de ella de por medio, le tuve q decir agarrando su mano: “Darling, no perdamos el norte! Vas a casarte con el hombre de tu vida: Enjoy! Celebrate! Laugh! Smile! Pero no llores porque no sabes que tono de tulipán va mejor con tu piel” No estoy exagerando! (bueno, quizá un poco con lo de que agarre su mano y lo de llamarla darling y lo de hablarle en ingles!). Y yo pensaba horrorizada y con compasión por la novia… y por el modisto!: “Como habrá sido la elección del vestido de esta pobre niña”!. Y el catering, y el menú, y las invitaciones, y la música, y la iglesia, y el dj y las damitas y las chuches y los mojitos y el viaje y un enorme y larguísimo etcétera.

www.pinterest.com, Kym Munster

Disfrutar preparando una boda “tradicional española” desde mi punto de vista es prácticamente imposible sí tienes un trabajo “normal” con horarios españoles. Si tienes la enorme suerte de poder permitirte cogerte un año sabático, entonces quizá sí. Pero visto lo visto… eso no abunda. Con lo cual, o te dejas ayudar por profesionales y familiares y confías en ellos, o estás perdido. ¡O haces como Inés y Guillermo… y no te complicas la vida!

Ayer me lleve una alegría porque por fin una boda (de esas miles que veo por la www) me llamo poderosamente la atención! Fue casualidad, brujuleando en FB. Y me ha faltado tiempo para conseguir las imágenes y el permiso de los novios para compartirlas! Y una pequeña crónica de la novia. A ver si a vosotros os gusta tanto como a mí:

www.miguelangulo.com

www.miguelangulo.com

Inés es un amor de niña y las fotos lo transmiten: es dulce, cariñosa y tranquila. Y además guapísima! A su santo no le conozco, pero tiene un aspecto muy agradable. Es arquitecto y diseñador gráfico, y es el artífice de la invitación (ver más abajo). Inés y yo nos conocimos trabajando en el jardín de Federica & Co, cuando nosotros teníamos un trocito de tienda allí y ella colaboraba con los chicos de Negocios Raros.

www.miguelangulo.com

Inés y Guillermo no querían complicaciones ni invertir mucho dinero en todo el festejo. Inés me cuenta que consideran que no por gastar más se celebra mejor. Y estoy totalmente de acuerdo!

El padre de Inés era Mexicano y murió hace unos años. A Inés le pareció bonito rendirle un homenaje utilizando un huapil antiguo de su madre como vestido de novia y flores en el pelo a lo Frida Kahlo y ramo de clavelinas a juego (de la floristería local). Y le alabo el gusto! Chapeu! No puede estar más favorecida. Y desde luego el factor sorpresa lo consiguió… de largo! y sin apenas presupuesto.

www.miguelangulo.com

www.miguelangulo.com

Lo mismo ocurrió con el lugar de celebración: para qué alquilar ningún palacio, castillo u hotel de cinco estrellas pudiendo hacerlo en la casa de un familiar en el campo? No es una gran mansión. Es un antiguo lagar en Extremadura, rodeada de olivos y alcornoques. Con pocos invitados (no superaron los 50) no hay riesgo de que nada se estropee en la casa o en el jardín y no se pueda controlar.

Que el jardín no está iluminado? Bombillas de verbena y velas: nada más!

www.rafaeltrapiello.com

Las invitaciones vuelven a hacer un guiño a México. Las diseñó el novio (www.guillermotrapiello.com) y las montaron entre los dos:

www.guillermotrapiello.com

www.guillermotrapiello.com

Y ahora viene lo mejor: de la comida, bebida y decoración se encargaron ellos mismos con sus amigos!!! Quedaron varios días antes, estuvieron todos juntos en la casa cocinando y organizándolo todo y hasta les dio tiempo de dedicar un día entero a hacer mermeladas para entregar a sus invitados de regalo. ¡La caña! No tengo fotos de esto, pero debió ser una fiesta auténtica.

Inés y Guillermo además han tenido la suerte de contar con amigos fotógrafos para hacerles las fotos y el video de un día tan especial. El resultado, por artistas ellos y por relajados los novios, es fabuloso.

www.rafaeltrapiello.com

Mr & Mrs Trapiello; gracias por dejarme compartir estas imágenes y que la vida juntos os resulte tan alegre como el día de vuestra boda! Os deseo de todo corazón lo mejor.

Big kiss!

S.

PD: Este post ha resultado excesivamente largo para mi gusto… pero todo lo que cuento me parecía relevante para entender el mensaje: “Se puede celebrar una boda sin muchas complicaciones, ni mucho presupuesto, y que resulte UNICA y ESPECIAL”