Hace 10 años

Hace 10 años

• Hace 10 años + 2 años que me despidieron del banco: nunca nadie me hizo tan magno favor. ¡Gracias Alfonso!

• Hace 10 años + 1.8 años cumplí uno de mis sueños de juventud: hice un curso de flores con Kenneth Turner en Londres. He hecho unos cuantos desde entonces. Nadie como él.

• Hace 10 años + 1.7 años recibí mi primer pedido de flores en mi tallercito en casa. Monté el taller para poder hacer ese primer pedido. No tenía ni flores. Me busqué la vida.

• Hace 10 años + 1.7 años creé mi primera Sociedad Limitada.

• Hace 10 años + 0.6 años que supe que esperaba a Angélica. Jamás nadie superó ni superará semejante regalo.

• Hace 10 años + 0.5 años mi marido me dijo que se iba a vivir a un local que estaba en alquiler en la plaza donde vivíamos (o las flores o él!!!) porque no aguantaba más en casa con todo lleno de cubos con flores y cajas por medio. Me dio pena… y me fui yo. Y ahí seguimos!

• Hace 10 años exactos abrí mi tienda en la c/Gabriel Lobo 10.

• Hace 10 años exactos menos un día me pusieron un andamio delante de la fachada del edificio de la tienda (;-) –casi me da-

• Hace 10 años menos 6 meses nació Angie. Era el primer domingo de Mayo, día de la madre. Nadie estaba conmigo en el hospital. Todos (santo, santa, padre, hermanas) estaban vendiendo flores sin fin en mi tienda. Mi santo consiguió escapar a tiempo, los demás no.

• Hace 10 años menos 6 meses y 2 días salí del hospital con Angie. Mi Santo no pudo recogerme. Estaba montando un evento para un cliente. Eran cientos de tulipanes rojos (marca de cosméticos de luxe cuya imagen corporativa es roja: anyone?) a mogollón. Nunca lo cobramos. –No hagáis estas tonterías: no dejéis de acompañar a vuestra familia en momentos importantes por un cliente. Nunca. No merece la pena. –

• Hace 10 años menos 8 meses que dejé la tienda sin atender (no tenía empleados entonces) para bautizar a mi hija. El cargo de conciencia no me dejaba respirar. Tampoco lo hagáis. El mundo no se acabó, y yo sigo vendiendo flores.

• Hace 10 años menos 8 meses que contraté a mi primer empleado. Aún recuerdo el vértigo. Carmen, aprendí mucho de ti. Y sobre todo conocí a los que hoy son mis manos y mis pies: los Montoya. Thank you Carmeli! Los cuatro solos y con Habibi y mi Santa hicimos grandes trabajos.

Y después de 10 años… aquí sigo, peleando. A las puertas de la Navidad. Han sido 10 años de un aprendizaje duro pero satisfactorio. Podría haberme ahorrado mucho si hubiera sabido dónde me metía, si me hubiera preparado para ello. Ya se sabe que la ignorancia es muy osada, pero he tenido la inmensa suerte de conocer a gente estupenda a lo largo de estos años. Gente de la que he podido aprender, y gente que ha querido aprender conmigo, gente que me ayuda y que quiere seguir ayudándome. Este esfuerzo final va por todos vosotros. A ver qué tal me sale!

XXX, S.