El año pasado escribía sobre la suerte que tengo del padre que tiene mi hija. Pero es que además, es como MacGyver a la hora de cocinar, organizar comidas en el campo (a que sí “chicas VOGUE”? rica la paella eh! (“La Casa de Sally”)  y montar las tiendas de campaña (con mis manteles!) más chulas del mundo. Tiene mucha costumbre y lo hace de miedo. Y yo… Sólo tengo que añadirle unas florecitas y tumbarme al sol! (soy de poca ayuda verdad Rey?!). Y prestarle todas mis cestas. Es mi única premisa: ni una sola bolsa de plástico a la vista!

El día del padre llega pegadito pegadito a la primavera, y se multiplica por mil mi lado más guiri, y recuerdo los días de picnic en el bosque en casa de mis abuelos en Merrydown, Sussex (UK) y no se me ocurre mejor manera para celebrarlo que hacerlo alrededor de un super picnic en el campo este fin de semana.

Y qué hace que un picnic sea perfecto?
1. El lugar. Para mi desde luego sería Aguarriba (podéis ver fotos en mi instagram con el hashtag #aguarriba y #medalavida), mi casa en los Montes de Toledo. Pero España esta llena de rincones maravillosos.

Photo by Mónica Suárez del Tangil

Photo by Mónica Suárez del Tangil

Photo by Mónica Suárez del Tangil

2. Llevar un trocito de casa al campo. Unas mantas, una mosquitera, unos almohadones.

hellosociety.com

3. Una cesta (con tapas y cinchas!! Y olor a mimbre mojado!)

   4. Un almuerzo fácil de empaquetar,de trasladar… Y de comer con las manos!

designmom.com

5. Un buen vino, y que lo elija el homenajeado

ubiquitousfoodcravings.tumblr.com

6. Fruta fresca


7.  Flores! Flores sobre el mantel. Recién cogidas.

 Photo by Mónica Suárez del Tangil

 

Disfrutar de la familia comiendo al aire libre es un placer al alcance de todos. Sólo nos falta que el tiempo nos acompañe.

Feliz día del Padre! Y feliz picnic.

XXX, S.