Cerramos una etapa

Cerramos una etapa

Hace tres años y medio escribí un post en el que os contaba, con gran emoción, que habíamos expandido nuestro negocio gracias a que uno de los gigantes del sector del retail en este país se había fijado en nosotros.

Hoy, con un sabor agridulce, me paso por aquí para comunicaros que cerramos nuestra tienda en El Corte Inglés de Castellana. Hoy, domingo 22 de abril, será el último día que ofrezcamos nuestras flores en este espacio tan emblemático.

Han sido unos años muy interesantes, de gran aprendizaje, en los que hemos podido llegar a un público variadísimo en un lugar tan diferente a los que estamos acostumbradas –como son nuestra tienda de Gabriel Lobo y The Studio–. Invertimos mucho en crear, con la ayuda del estudio de interiorismo Madrid in Love, un ambiente atractivo, muy acogedor y muy en la línea con nuestros otros espacios.

Foto: Lucía Marcano

Foto: Lucía Marcano

Foto: Lucía Marcano

A raíz de esta oportunidad creamos Sally Hambleton – Flowers to Go, un spin off the nuestra marca principal. Para ello contamos con la ayuda de un brillante amigo creativo y la inestimable colaboración del diseñador Jaime Sicre, que supo interpretar lo que buscábamos a la perfección: una imagen de marca elegante, cercana, que transmitiera calidad, al alcance de todos y con un packaging muy especial, hecho íntegramente a mano en España.

Foto: Lucía Marcano

Foto: Lucía Marcano

Foto: Lucía Marcano

 

Foto: Lucía Marcano

La idea surgió cuando vi un programa de televisión sobre el chef David Muñoz en el que comentaba cómo llevó su cocina de 5 estrellas a la barra tradicional, con lo que hizo más accesible su producto a un número mayor de clientes. Esto me inspiró a crear Sally Hambleton – Ready to Go, o lo que es más bonito, Flowers to Go. Flores listas para llevar. Con un horario más amplio, sin necesidad de encargarlas antemano, pero con la misma atención y calidad.

Foto: Lucía Marcano

 

Foto: Ornella Binni

Foto: Ornella Binni

Foto: Ornella Binni

Foto: Ornella Binni

Empezamos con tres floristas, mucho trabajo y muchísima ilusión. Enseguida comprendimos que un horario tan largo –362 días al año, 12h al día– requería de más personal (ojo: nadie nunca superó las 8h/día, pero queríamos que pudieran descansar tres días seguidos), e incorporamos a una florista más y ¡más tarde a otra! Y aunque las chicas de ECI –como las llamamos cariñosamente– lo han dado todo, muchas no llegaban a cumplir el año con nosotros.

Y se me encendió la bombilla de la alarma: es muy difícil crear –nuestros floristas son verdaderos artistas– y tener tu vida familiar o personal ordenada cuando no estás descansado. Las chicas de ECI trabajaban cada semana en un turno distinto, y a mí personalmente me costaría mucho vivir así.

Y como soy una empresaria que se deja guiar bastante más por el corazón que por lo que enseñan los MBAs, he tomado la decisión de dejarlo. A pesar de todas las cosas buenas que nos ha aportado ECI creo que ha llegado el momento de decir adiós. Sin embargo, nuestras chicas de ECI se quedan con nosotras y podréis verlas a todas en Gabriel Lobo 10 a partir mañana, lunes 23 de abril. Estamos felices de por fin estar todos juntos. ¡Equipazo!

Y además, gracias a este overbooking de personal que vamos a tener –podéis ayudarnos haciéndonos MUCHOS pedidos 😉 – hemos decidido alargar nuestro horario de apertura, cerrando a las 20h en lugar de a las 19h, y ofrecer atención telefónica hasta las 22h. ¿Qué os parece? Vamos a probar. ¡Deseadnos suerte!

Quiero aprovechar esta oportunidad para daros las gracias a todos por vuestro apoyo durante estos años, a El Corte Inglés por habernos acogido con tanto cariño en su casa y, sobre todo, a mis chicas ECI: GRACIAS por haberlo luchado hasta el último minuto.

XXX,

S.