Me preguntan mucho cómo decoraría mi boda si me casara hoy. Sería interesante ver qué contesto cada tres meses: seguro que la respuesta sería distinta cada vez.  Porque para mí, lo que más me marca a la hora de decidir qué tipo de decoración quiero es la época del año en la que se celebra el evento.

Todas las estaciones del año tienen algo especial en mi mundo, el de las flores. Y por eso, me dejo llevar por lo que cada estación me ofrece.

Photo by LuciaMPhotography

Cuando empecé a pensar cómo decorar la Primera Comunión de mi hija, y teniendo en cuenta el poco tiempo del que disponía (en casa del herrero…), ya que se celebró a finales de Junio (temporada alta para nosotros), me dejé llevar. No sólo por lo que me ofrecía el mercado de las flores en ese momento y la misma naturaleza, sino también por todo lo que me ofrecían los maravillosos profesionales que he conocido a lo largo de estos 10 años y con los que me apetecía contar. Confiando en ellos plenamente y pidiéndoles que hicieran “lo que quisieran”.

Ya sabéis que la primera de la lista es LuciaMPhotography, autora de todas estas maravillosas fotos y de las que aparecen en la primera parte de este post.

Photo by LuciaMPhotography

Photo by LuciaMPhotography

Como ya os enseñé en la primera parte del post, el lugar donde lo celebramos es lo que más decora esta fiesta. Es una belleza de jardín: sobrio, herreriano, con una arquitectura de muros de ladrillo y fuentes de granito preciosa y con un paseo de castaños que siempre me ha enamorado. La luz que se filtra a través de las hojas siempre me ha parecido mágica.

Photo by LuciaMPhotography

Nos casamos aquí hace 11 años y poca decoración le hace falta. Es un jardín antiguo, que fue parte de las huertas de un castillo renacentista a las afueras de Madrid, que, desde hace 30 años, es la casa de mis suegros (el jardín, no el castillo). Ellos son muy generosos y nos prestan la casa siempre que queremos.Y me dejan hacer, que os aseguro que no siempre es fácil. Encima, mi suegra es una gran cocinera y se ocupa de cocinarlo todo. Un lujo. ¡Millones de gracias Abuelos!

Photo by LuciaMPhotography

El equilibrio entre decorar una fiesta bonita y “perder el norte”, cuando te dedicas a esto, es difícil. No sé si lo habré logrado.

La cara de los que me rodeaban la noche anterior (llegué a las 8 pm del montaje de una boda) era un poema! Rodeada de miles de banderines, cajas, jaulas, barreños, manteles, chuches, cupcakes, flores, etc. Tenía apenas un par de horas para decorarlo y mi estrés y cansancio iban en aumento. Aún así, con ayuda de mi súper equipo y de mi santo, mis suegros y la tercera abuela de mi hija (si, tiene tres según ella), lo conseguimos! Deben de quererme mucho para aguantarme estos saraos.

Photo by LuciaMPhotography

Flores sólo puse en las mesas y en las barras. Nada demasiado rimbombante porque ya había mucha decoración. Lo que me apetecía es que los centros de mesa tuvieran un guiño al motivo de la celebración, en este caso el pan. Como las mesas no iban montadas con platos, cubiertos y vasos, hice algo bastante grande. Sobre unos individuales redondos de paja, rellené la hogaza más grande que encontré (nada fácil por cierto y nada barata), de flores, verdes y espigas y alrededor hice un bodegón de panes.

Photo by LuciaMPhotography

Los poms son obra de Lucía de MaisonPomPoms. Hace los poms más bonitos y mejor acabados del mercado. La elección de colores fue suya, y me pareció un acierto. No sólo eso, sino que ella y su santo vinieron a colocárnoslos. Tienen un sistema de lo más ingenioso. Aparentemente sencillo, pero yo no sabría por dónde empezar. ¡Mil gracias chicos!

Los manteles y las sombrillas son de Aunty B.Como dicen ellas, son “La India en Madrid”. Es una tienda pequeña, con una enorme selección de mantelerías y colchas indias maravillosas. Además, tienen unas sombrillas, que no he visto nunca en ningún otro sitio, que son una belleza. Hechas con el mismo algodón estampado, con “blockprint” tipico indio, que siempre me ha chiflado. Para las mesas de buffet utilizamos unas colchas finitas que dan muy buen cuerpo a la mesa. Y quedaron ideales.

Photo by LuciaMPhotography

Photo by LuciaMPhotography

RueVintage 74, con su su creadora Piluca Hueso al frente, tiene una tienda on-line genial donde, además de cabeceros personalizables (su producto estrella!), vende otras muchísimas cosas preciosas para la casa y complementos para nosotras. Suyos son los carteles de madera de colores y las estrellas de metal.

Photo by LuciaMPhography

Las banderolas más bonitas del mundo entero las hace Under the Tree. Son unas artistas y hacen cosas increíbles. Y si no, mirad:

Photo by LuciaMPhotography

By Aintzane es la artífice de otras cosas que vendemos en nuestra web y que están hechas con todo mimo y cariño. Lo que más le gusta a Angélica son las casitas de los pájaros hechas con tela. Bueno, le gustan a Angélica y a todo el mundo! Tienen un trabajo impresionante. Y su selección de telas siempre es preciosa.

Photo by LuciaMPhotography

Los recordatorios y la piñata son diseños de Macarena Kindelan, y podeis encargarlos en su tienda on-line. Tienen montones de modelos, e incluso puede personalizarlos. Atentos al detalle de la piñata: el vestido de la niña lleva un volante rosa abajo…como el de Angélica! Nos encantó el resultado.

Photo by LuciaMPhotography

Photo by LuciaMPhotography

El “momento megáfono” de Tiger os lo recomiendo! Un hit.

Si todavía tenéis ganas de saber más, el viernes publicaré el post final, en el que os hablaré del resto de la decoración y alguna cosa más!

Mil gracias por leerme.

XXX, s.